Aprender a gestionar organizaciones (Gestión de Organizaciones 1)


Por mucho que en este proyecto busque potenciar al máximo la capacidad individual usando el mínimo de recursos y maximizando el resultado, en última instancia esa mejora debe redundar en beneficio del conjunto del ser humano.

De ahí que, como es lógico, en un punto determinado sea preciso crear, mejorar y/o integrarse en una organización, a fin de articular un esfuerzo conjunto en una dirección dada. Por ello, creo necesario aprender sobre gestión de organizaciones.

Emprendimiento ético

Estoy muy preocupado, si bien la libertad debe primar evitando absolutismos y despotismo, como defiende el liberalismo, no es menos cierto que la amenaza de la economía de mercado como Dios que propugna el neoliberalismo parece una amenaza cierta.

Intentemos pues, tomar conciencia global de la – a mi juicio ineludible – necesidad de construir las organizaciones en torno al respeto al ser humano, y no en torno al beneficio despiadado:

Pero no todo es poner al ser humano en el centro, tenemos que aprender a gestionar tiempo, recursos y proyectos de modo que cumplan al propósito que persiguien, sin dañar a terceros ni impedir sus planes de vida.

Comprender como las prioridades influyen en las personas y estas a su vez en las organizaciones parece capital para lograr un mundo mejor que el encontramos. Una razón más para aprender bien como funcionan las organizaciones:

La evolución cambia vidas, la revolución las pone en riesgo

Por tanto, y una vez conozcamos como funciona una determinada organización, y si buscamos optimizar su desempeño u orientar mejor su propósito, deberemos aprender a gestionar dicho cambio sin destruir el trabajo que ya se hizo por parte de sus miembros:

Parte de ese cambio, sin embargo, tiene casi todo que ver con la evolución responsable en la percepción del mundo, y en como gestionamos el liderezgo (empezando por quien nos lidera):

El liderazgo ha de tener en cuenta la motivación

O dicho de otro modo, de nada nos sirve sere grandes lideres, con organizaciones robustas, un objetivo emocionante y una motivacion ética fundada, si no sabemos unirnos a otras personas en pro de un objetivo común.

Como bien dice el ponente ene sta charla TED «no nos compran el QUE, nos compran el POR QUË»:

¿Porqué?

Hay varios aspectos en torno al porqué, no tanto de crear organizaciones, sino del enfoque de esta web y todo lo que en ella trato de llevar a cabo, uno de ellos es el de la Diversidad.

Una diversidad usualmente mal entendida, y repleta de machismo, xenofobia, homofobia, fastofeminismo, transfobia y todo tipo movimientos extremos que con la excusa de algún principio inamovible hace que se formen grupos contra otros grupos en base a sus diferencias, en lugar de usar estas diferencias para beneficiar al conjunto.

Diversidad, diversidad, diversidad

Y es que estamos programados así, nuestro cerebro es – mi hipotesis de trabajo actual – absolutamente tribal y basa la empatía en la predictibilidad y el sentido de pertenencia. Alcanzar un verdadero nivel de justicia y de respeto integrador a la diferencia, requiere un trabajo que más que probablemente necesite de un complemento externo a nuestra propia psique para llegar a buen puerto.

Parece evidente que es extremadamente difícil lograr que toda la población se abstraiga de esos sesgos que le impiden integrar la diferencia como un elemento diferenciador positivo, pero quizá ha llegado la hora de abrazar la diversidad sin ambages.

Y digo quizá porque desconozco hasta que punto sea aplicable, incluso, por muy atractivo que me parezca el término Neurodiversidad, desconozco que dice la ciencia al respecto, y no estoy seguro de que incluso siendo científicamente cuestionable, esto debe impedirnos organizar nuestra sociedad con un respeto absoluto a la diversidad (lo cual se extendería también a lo sexual, y a muchos otros aspectos):

En resumen, intuyo que existe un cambio de paradigma en ciernes que debe producirse en los próximos añois y que nos lleve a un respeto de la diversidad absoluto (eso implica también acabar con el feminismo radical, no solo con ela homofobia, por poner dos ejemplos clave).

No obstante como liberal, creo que la conclusión evolutiva lógica del respeto a la libertad ajena (del respeto al prójimo como medio para obtener recíprocamente lo mismo del resto), es el de la integración de la diversidad (somos personas, period), veo complicado llegar a un punto de equilibrio de «vive y deja vivir» si no se torna mayoritario el respeto a la diferencia, y una tendencia creciente la celebración de la misma.

De momento, parece que con o sin diversidad, crear organizaciones y gestionarlas será necesario, empecemos por ahí pues. En el próximo capítulo, como es usual, trataré de definir el roadmap.


Quizá te interese leer más sobre Gestión de Organizaciones

Dejar una Respuesta

XHTML: Usted puede usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>