Un tablero de ajedrez sobre fondo rojo con dos caballos blanco y negro enfrentados, en el tablero se disponen las piezas en la posicion inicial de juego con las blancas en la parte inferior.

Cartilla de Ajedrez 2: Las piezas

Ahora que ya conocemos el tablero de juego (o campo de batalla), empezaremos a estudiar las piezas (o ejércitos) de este “noble warhammer clásico por turnos”.

Cada uno de los bandos cuenta con un rey, una dama, dos alfiles, dos caballos, dos torres y ocho peones.

La imagen de cabecera muestra la disposición de las piezas, pero es coherente describirla para aquellos que jueguen a ciegas.

Cada uno de los bandos dispone sus piezas en las dos filas inmediatamente adyacentes a ellos, justo inmediatamente delante.

En la primera disponemos rey y dama con especial atención en situar la dama en la casilla del color de nuestro bando (“la dama en su color”) esto es la dama blanca en casilla blanca, la dama negra en casilla negra, de modo que queden situadas en la misma columna.

Una vez situadas estas dos piezas, situaremos en las casillas adyacentes a ellas, desde el centro hacia las esquinas y una a cada lado, dos alfiles, dos caballos, y dos torres, de forma que en las esquinas se situen las torres y en el centro rey y dama.

En la fila dos se sitúan los 8 peones correspondientes a nuestro bando formando una hilera horizontal, cubriendo la fila al completo, ellos serán nuestra infantería.

En notación FEN , esta posición corresponde con

rnbqkbnr/pppppppp/8/8/8/8/PPPPPPPP/RNBQKBNR w KQkq - 0 1

En próximas entregas comenzaremos a describir cada una de las piezas y su movimiento 🙂

¡Compártelo!

Ayudame a difundir este contenido a todo aquel que pueda sacarle partido, difundelo en redes, cuéntaselo a tus amigos, coméntalo en la cola del supermercado, además de aportar, ¡seguro que conoces a gente interesante y acabas uniéndose al bando rebelde!

Sígueme en Redes

Sobre las traducciones

Las traducciones de la web a catalán e inglés en su mayoría están realizadas mediante traductor automático con revisión manual por mi parte.

Este método me sirve como aprendizaje, además de hacer económicamente sostenible la traducción, pero no está libre de fallos. Si ves algún error por favor, ¡házmelo saber para corregirlo!