CoronaPanic: Observaciones sobre la naturaleza humana

Escribo estas líneas “teletrabajando” en casa, con mi sobrina de 4 años bailando, cantando y jugando al lado, mientras escucho hardcore con una oreja descubierta y convencido de que si logro escribir este artículo al tiempo que interactúo con ella, y no hacer balconing a continuación, me  convalidarán por un mínimo veinte años de ingreso en un monasterio Budista.

Lo mejor es que hablo medio en broma, medio en serio, la situación es rigurosamente cierta, si bien cuento con ventaja, he asumido en mi mente que dado que este es mi proyecto, puedo priorizar a mi sobrina tomando las continuas interrupciones como parte de la vida, y no aumentar exponencialmente mi nivel de estrés porque ni tengo que entregar esto “mañana” (de hecho escribo con semana y media respecto del día que pretendo publicar), ni he de estar al teléfono con clientes. ni tengo un empleador controlador que intente hacerme sentir culpable por algo tan básico como atender a mi familia.

No es así para todo el mundo, este lío del virus nos situado en un escenario cambiante y cuyos parámetros poco tienen que ver con las necesidades lúdicas, sino con las de Salud General, el pánico hace acto de presencia y, en general, esta situación fuera de lo común nos permite asomarnos a la mente humana de un modo más puro, menos artificial al haber desaparecido esa supuesta seguridad que enmascara la verdadera naturaleza humana bajo una capa de formalismo y cierto grado de cinismo.

Comencemos .. Començón

Si eres lo suficientemente joven, probablemente no te resulte familiar la referencia xD, te recomiendo ver este clásico del humor antes e entrar en materia seria:

Puede parecer inconexo hablar de humor y coronavirus, pero me gustaría que, durante todo el resto del artículo (y si me hacen el honor, de su vida), tengan siempre presente la inmejorable herramienta que supone el humor en una sociedad, tanto para ayudar a soportar situaciones delicadas, como directamente de lubricante social, el sentido del humor bien entendido puede convertir una situación tensa en un momento catártico.

Mucho se ha hablado – y muy merecidamente – de la labor de los profesinales sanitarios y otros estos días, no olvidemos tampoco a las personas que se dedican al humor y con su actividad aportan un nivel superior de salud emocional a nuestras vidas.

Ahora vamos al nucleo de todo esto.

Me gustaria que vieran el video que inserto a continuación (agradecer desde aquí a Melanie Caballero por hacérmelo llegar), intenten no fijar sus conclusiones tras verlo, me gustaría comentar algunos aspectos al respecto con todos, después de verlo.

Si este video les ha “abierto el apetito”, pueden ver el evento completo en la web de Event 201. Espero que lo vean y seguimos.

“The Walking Dead” es más “Ciencia Ficción” que “Fantasía”

Lo se, es una afirmación polémica, pero analicen seriamente lo que está ocurriendo, la gente en manada al supermercado para hacer acopio de Comida y Papel Higiénico, luchar contra los “infectados”, sin una buena caricia tras defecar, ¡eso si que es una crisis!

Anécdota aparte, por un lado, con que poco la gente se vuelve depredadora en su compra, por otra, que poco preparados, en general, estamos para hacer frente siquiera a un mes sin recursos externos, no estamos acostumbrados a tener una suerte de buffer de productos en casa que permita soportar más fácilmente una situacion así y evitar acaparar lo que aquellos que no se pueden permitir este margen necesitarán.

Si la cosa se alarga, y espero estar errado, las master class de los protagonistas de la serie con machetes nos vendrá bien para poder conseguir comida. Confío que no lleguemos a tanto, y para ello hay que mantener la economía funcionando aunque sea bajo mínimos, pero seamos conscientes de que si la cosa se complica, será la ley del más fuerte.

Razón de más para mantener el sistema funcionando a toda costa, repito, a toda costa. Por suerte, al menos en España, sla cohesión social que se demuestra en tiempos de crisis, supera en mucho a la cantidad de sociópatas por metro cuadrado.

Sobre Fanáticos Fundamentalistas

A más de la infame situación de mujeres encerradas durante la cuarentena con sus maltratadores, que ya es sangrante, estas semanas hemos visto el afloramiento de todo tipo de fanatismos y fundamentalismos. Ya estaban ahí, lamentable e inexorablemente forman parte de lo que significa la diversidad humana, pero nos habíamos olvidado de su existencia, al fin y al cabo son difíciles de percibir bajo el halo de progreso y justicia con que nos gusta rodearnos en tiempos de paz.

Y es que olvidamos demasiado a menudo que gran parte de la organización social existente, por más imperfecta que sea, no está ahí para lograr una justicia plena, sino para evitar que la injusticia mande a la mierda la justicia social que ya hemos alcanzado.

En este contexto es sorprendente observar estos días, aquellos que predican libertad, tolerancia y respeto a plena luz del dia, en la noche increpan a personas auto asignándose la tarea divina de actuar de policía, juez y verdugo de los viandantes en estos tiempos de cuarentena. Varias decenas de casos han llegado a mis oídos de personal sanitario y personas con razones justificadas que ha sido increpado por esos que luego aplauden en los balcones. Y es que solo hacen falta unos cientos de muertos para que se nos olvide completamente el respeto a la libertad de los demás.

Recordemos esto la próxima vez que tengamos la tentación de batallar en revoluciones por impulso en lugar de defender evoluciones producto de la reflexión.

Falta de previsión, acopio de bienes y especulación

No cabía nada más. nos veíamos obligados cada día a apartar los paquetes de papel higiénico de la terraza para poder salir a aplaudir ¡que solidarios éramos entonces!

CoronaPanic, recetas para comer papel higiénico. Ed. Nueva Historia Medieval, año 2315.

Una referencia que bien podría estar en los libros de texto de la asignatura de historia para generaciones futuras, el día en que dejamos a nuestros mayores con el culo al aire … y lleno de mierda. El pánico se adueñó de la sociedad, y el papel higiénico, anteriormente usado de forma indiscriminada, comenzó a escasear.

No se si los historiadores en el futuro serán capaces de determinar con exactitud qué ocurrió, pero tengo una teoría. En estos tiempos que vivimos, las clases de supervivencia extrema las da Rick Grimes y las de protección contra amenazas biológicas de alto nivel, Walter White… aunque claro, teniendo en cuenta el absolutamente deficiente sistema sanitario estadounidense, bien podríamos aprender supervivencia avanzada cuando el seguro te condena a muerte, de este último.

En general no tenemos previsión a futuro, hemos perdido esa capacidad en algun momento de los últimos 50 años. No hablo de que te sobre el dinero que mucha gente sencillamente se ve obligada a vivir al día, sino a esa autodisciplina de nuestras abuelas de comprar 3 y guardar una para “cuando vengan mal dadas”.

Pasa en las familias con el agua, el papel higiénico y la cerveza, con la ropa (tendemos a tener demasiada y tirarla sin usarla realmente), las medicinas, el dinero, la vida en general. Nos hemos hecho tan dependientes del sistema de “lo tengo todo ahí las 24h” que no pensamos en que el mundo puede hacer puff y desvanecerse. Esto es especialmente sangrante con “el contenido y cultura online”, pero eso lo dejo para otro momento.

Volviendo a la cuestión de la intendencia de productos físicos, no solo pasa en las familias, sino en el sector público, y el privado, no estamos preparados de forma robusta para sostener una situación negativa siqueira unos dias, montamos negocios sobre deuda con estructuras que dependen de unas ventas continuas sin posibilidad de absorber impacto alguno, y eso ha de cambiar.

Habra quien puede ganar 1 dia de ventaja al mes, quien pueda 1 semana al mes, quien pueda un poco más o un poco menos, pero construir poco a poco un margen razonable y acorde a las posibilidades de productos básicos y suministros del dia a dia, nos permite, cuando vengan mal dadas, que aquellos que no ha tenido esta posibilidad tenga productos que comprar (porque lo del papel higiénico … vergüenza ajena, mucha), tu tendrás más tranquilidad, y si tu margen es suficiente para poder ayudar a otros si así lo ves oportuno. No es acaparamiento , es gestión racional de la intendencia.

Y claro, si la mayoria esta correctamente pertrechada para una emergencia, los que menos posibilidad tienen pueden comprar en el super y además nos ayudamos, los especuladores – que están haciendo su agosto con esta crisis – sencillamente no tendrán cabida. Pero oye, es más fácil y cómodo culpar a los gobiernos de todo (que su parte de culpa tienen) en lugar de observar que esto es tarea de todos, dentro y fuera de las urnas.

O aprendemos esto, o llegara un dia en que no tengamos la suerte que , a pesar de todo , hemos tenido esta vez.

Sanidad Pública, Universal y Gratuita

Me encantaría equivocarme, en el momento de escribir estas líneas en estados unidos se han reportado algo más de 1000 muertos, pero temo que en ese país el impacto del COVID-19 será aún más devastador que lo que estamos viendo en China, Italia o España.

Llevo tiempo argumentando que el sistema Sanitario americano es sencillamente perverso, que una apendicitis te pueda llegar a obligar a rehipotecar una casa es algo que no tiene sentido.

Ni desde el punto de vista liberal (con este método no fomentamos que cada cual pueda desarrollar sin estorbos su plan vital , sino el sálvese quien pueda), ni ético (¿Dejar morir a gente por no tener seguro?¿Arruinar familias que aun trabajando y con seguro tienen serios problemas para mantenerse en pie?), sino que además la crisis actual está mostrando clara y crudamente que, o hay una sanidad pública que cubra todo y a todos o moriremos, ni siquiera los “ilegales” deben quedar fuera, pues de enfermar, arrastran a todos con ellos. Convendría no olvidarlo para que no nos pase a nosotros.

Y es que elevar la supuesta libertad individual a la categoria de religion absolutista, solo trae muerte y destrucción.

Metsu 90, 210. Sensación de Vivir.

Educación Obligatoria, Atea, Científica, Universal y Gratuita

De poco sirve tomar medidas sanitarias, aprovisionarse en tiempo y forma , o cualesquiera medidas se tomen a cualquier nivel, si la ciudadanía está contaminada por catetismos como los antivacunas, los terraplanistas o los negacionistas de la evolución.

Esto supone que hay que limitar frontal y categóricamente la capacidad de los progenitores para impedir que sus hijos reciban una educación apropiada, basada en la ciencia y la técnica, y orientada a la convivencia en diversidad y respeto a los derechos humanos. Cualquiera que trate de impedir esto, debería ser considerado sencillamente un delincuente, al igual que los violadores, asesinos o proxenetas, y tratados en consecuencia. La libertad de ser un hijo de puta, no es un derecho que debamos conceder a nadie.

Y es que sencillamente vivimos en sociedad, y como tal, hemos de aprender a convivir, los liberales sociópatas aducen libertad absoluta de educación según sus valores… y la sociedad, ante eso, ha de hacer valer la colaboración entre todos sus miembros para evitar que los delirios de grandeza de unos pocos puedan poner en riesgo los proyectos vitales de los demás. Si eres liberal no sociópata, esta es una base irrenunciable. No es imponer ideología, es imponer respeto a los demás, del mismo modo que perseguir asesinos, porque si, y esta quedando demostrado, el Mercado se autorregula, pero a base de devorar almas y vidas humanas, y esto es simplemente inaceptable e inexcusable.

Si persistimos en privatizar la educación tendremos una elite de gente formada pero clasista, racista y xenófoba, junto con una masa ignorante que en caso de pandemia y gracias a su ausencia de educación, convertirá la situación en mortal para todos, como está ya ocurriendo en cierta medida. Ergo simple sentido de la supervivencia, erradicar religiones y pensamientos magufiles de las escuelas, pues deben quedar en el ámbito personal (y además ser perseguidas actitudes peligrosas derivadas de su enseñanza de forma activa, pero esa es otra historia).

¿Educación privada? por supuesto que sí, pero como complemento a la pública obligatoria, no como sustituto.

Conclusiones

En estos momentos de crisis es cuando demostramos lo mejor y lo peor de nosotros mismos de un modo que permea en toda la sociedad, debido al foco mediático. Esto genera situaciones de solidaridad plena y otras de absoluta mezquindad. No es la economía, ni el capitalismo, ni dónde estaba, ni como vestía, no es más que la naturaleza humana en toda su crudeza.

Los liberales fundamentalistas religiosos que rezan a la libertad como un Dios omnipotente, me llamarán liberticida, su religión es la libertad, y la ponen a un nivel superior que el bienestar común. Esto está muy bien si vives en un planeta aislado y sin contacto con nadie más, pero en el momento que vivimos en sociedad, esa libertad debe estar limitada por el bienestar común. Lo contrario es, sencillamente, sociopatía. Asumámoslo porque las pruebas empíricas son vastas y evidentes estos días, sobre todo, en estos días de muerte y penuria.

Que no quiere decir esto que se deba permitir el control total del gobierno, yo opto por legislar agregando controles de grupo pero partiendo de la base liberal radical, para identificar lo que es verdaderamente un gobierno mínimo no sociópata. Y es que como están demostrando los bastardos que increpan desde las ventanas, el riesgo de la dictadura de la turba mayoritaria está ahí, no olvidemos que en gran medida la búsqueda de minimizar esa turba es la que lleva a la exploración del liberalismo.

En ese sentido, y siempre que no se convierta en religión, el liberalismo matizado es el camino. Solo hay que añadirle al menos dos cláusulas, la obligación de defender de forma activa la libertad de desarrollo del plan de vida propia y de otros, desde la perspectiva del grupo y condicionar toda libertad individual a que no provoque daños a terceros. Con eso, el liberalismo es un camino no solo viable, sino deseable.

Y cierro con una reflexión, ¿Que ocurre con toda esta solidaridad y con esta actitud de defender al ciudadano de los gobiernos cuando no hay crisis?¿Sólo hacemos lo correcto bajo presión? ¿Acaso no sería lógico mantener esta actitud todo el tiempo? Y no, no hablo de no criticar, ni de callar lo que se piensa, al contrario eso debe ser la tónica general, decirlo todo, sino de organizar la sociedad para lo que debiera ser, que es convivir en armonía disfrutando de la fuerza que aporta el grupo al individuo.

Quizá te interese ...

Dejar una Respuesta

XHTML: Usted puede usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>