Democracia y Seguridad Personal

Hace algunos días, llegó a mis manos este artículo que nos habla de las precauciones que se deben tomar para protestar de forma segura ante un estado cuasi policial de vigilancia, y no me gustó nada mirar cara a cara esa situación.

Parece que el mundo conspira para hacerme ver esa verdad aunque no lo desee, resulta que buscando la imagen que ilustra este artículo, pensando en que “se parece a un antidisturbios”, descubro que en 2013, titule el dibujo “Madrid 2020: Apocalipsis”, como he dicho en instagram, he tenido que recordarme que yo ya no creo en el destino…

Pero no nos desviemos del tema, el artículo con el que abría el post, refleja claramente la parte del “problema del control gubernamental” que no traté en su dia en este post, y es el de la corrupción.

Una de las reglas mas importantes de la vida

Es una de las reglas más importantes, pero también de las más amargas, no puedes confiar plenamente nunca, en nadie. Puedes correr el riesgo y decidir confiar, pero siempre, repito SIEMPRE, debes tener un plan B por si la cosa falla. No es triste, es la realidad en toda su crudeza.

Esto, en términos de seguridad, significa que puedes decidir confiar en tu gobierno, en tu pareja, en amigos, en socios, en empresas, pero debes estar preparado por si tu expectativa no se cumple, de modo que puedas actuar de un modo civilizado.

Se que cuesta encajarlo, mucho, pero no hay confianza más auténtica que la dada voluntariamente consciente de que se corre un riesgo al hacerlo, pero al tiempo sabiendo que vale la pena ese riesgo. Si no existe plan B, no es confianza, es dependencia incondicional, y esto último creo que no es demasiado positivo.

Esperar lo mejor pero prepararse para lo peor

Esta es otra forma de expresarlo, esperamos que las leyes nos protejan, pero quizá seremos incompetentes (y una carga para la sociedad) si no nos preparamos para defendernos en caso necesario.

El respeto por la sociedad en que vives es, como muchas otras cosas, un camino de doble dirección, permitimos a la sociedad protegernos, pero cuando la sociedad se ve superada, tomamos el control lo justo como para evitar la fractura social que provoca el observar que la sociedad te exige pasividad, pero no te permite protegerte. ¿Os suena?

Como ejemplo de esto, usamos las llaves y puerta de tu domicilio. En esencia la sociedad en su conjunto debería protegerte a ti y a tu casa, pero no existe sociedad que pueda protegerte si dejas copias de tus llaves con una etiqueta en que pone la dirección públicamente disponibles. Más tarde o más temprano alguien la usará para quitarte lo que es tuyo.

Protégete y deja que te ayuden a ello.

Quiero concluir con este concepto, aprende a protegerte a ti mismo, apóyate en la protección comunal, pero prepárate por si esta ayuda no llega a tiempo o por si eres tú quien debe ayudar a otros. Ser solidario requiere ser independiente, de lo contrario no es solidaridad, es fanatismo.

Quizá te interese ...

Dejar una Respuesta

XHTML: Usted puede usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>