#MyGram Pandemia, Ucrania y principios

Me he tomado mi tiempo para tratar de hacer memoria y consolidar lo vivido desde el inicio de la pandemia y que ahora prosigue con lo sucedido en la guerra de Ucrania

Una crisis de identidad

No se si llamarlo crisis de identidad, o asunción final de algo que no deseaba que fuera cierto, a pesar de tenerlo claro, el mundo está lleno de psicópatas.

Esto queda claro cuando vemos "Jefes de estado" que ignoran las mínimas medidas en la pandemia, "personas" que no tienen el más mínimo problema en sacar rédito económico del sufrimiento ajeno y, para ahondar más en la herida, bastardos al frente de dictaduras como la Rusa que con excusas absurdas se dedica a masacrar civiles.

También los hay en nuestras sociedades llamadas occidentales, al frente de partidos y gobiernos, con pieles de izquierda y de derechas, mareando al personal con propaganda para impedir que la turba se disipe. Es mas rentable tener a todos enfrentados, y a los que no manipulados a placer

Me arden las entrañas con toda esta mierda, desde hace años, y sigo buscando el modo de defender a los justos de toda esta basura, el modo de hacer avanzar la humanidad hacia el ideal de Roddenberry, sin convertirme al tiempo en dictador, juez y verdugo.

¿Convenciones de psicópatas?

Por aquello de hacer humor ácido que ayude a sobrellevar esta realidad, me imagino las reuniones de psicópatas como quedadas de fans de Chiquito de la Calzada, pero es algo serio

No tengo claro si se coordinan de algún modo o, como estoy comenzando a creer en mi fuero interno, los comportamientos globales son la agregación de conductaas pequeñas con un patron común, en todo caso ese patrón tiene consecuencias devastadoras.

La principal es la engañifa ideológica a la que nos someten, intentando hacernos creer que somos los culpables y que además hemos de subordinarnos al grupo que toque ante la amenaza que en cada momento impera.

Y es que la guerra de clase no es más que la engañifa que permite a los gobiernos robarnos, y a los psicópatas crear sistemas totalitarios. A los más despiertos se les incluye en el circulo desastroso de bien pensar que el empresario es un ladrón egoista si no se tiene una economía saneada, o que los humanos individuales son vagos y quieren vivir del cuento en caso opuesto

Objetivizando el problema

Y hete aquí el quid de la cuestión, en esencia, tal y como lo percibo hoy, está en el eje entre la psicopatía (ausencia de empatía), y la ignorancia (que provoca exceso de empatía).

Cuando hay ignorancia el exceso estúpido de empatía hace facil para los psicópatas imponer sistemas totalitarios, dirigiendo el foco de esa empatía de los ignorantes según sus necesidades. El enemigo es entonces aquél que no muestra nuestro mismo modelo de empatía, y nuestra ignorancia nos hace pensar que solo existe una verdad, la nuestra. Trabajo hecho.

Esto sirve tanto para regímenes de libro como el Norcoreano o el Ruso, como para absolutismos religiosos con gobiernos de todo color en todo el mundo e incluso para totalitarismos sociales en los que la "turba" impone un criterio manejado y jaleados por los medios de comunicación

Educación, Conocimiento, Empatía y Libertad

Estos son términos cuyo significado es en apariencia claro, pero que se usan en propaganda hasta la extenuación, de modo que mantener un norte claro se hace complicado.

Analicemos cada punto, en el orden que he propuesto:

  • Educación - Una sociedad ignorante no es más que una turba gratis al servicio del mas psicópata, cero espíritu crítico, máximo esfuerzo individual. Sin ella no hay sociedad avanzada posible, ergo debe ser obligatoria, no sesgada y sufragada por el conjunto.
  • Conocimiento - Que te eduquen no quiere decir que adquieras sabiduría, a más de que puede tratar de educarte un psicópata. Es imprescindible pues, desarrollar un pensamiento crítico que permita usar la ciencia, la psicología y la ética individual para filtrar los conocimientos y afianzarlos de modo útil.
  • Empatía - Sin empatía no hay sociedad, con demasiada empatía hay totalitarismo, es preciso pues marcar los límites mínimo y máximo de estas y tratar como enfermedad todo exceso o defecto de esta. Sin este punto, seguiremos regidos por psicópatas y sus seguidores demasiado empáticos.
  • Libertad - De nuevo, por mucho filtro que se imponga, es imposible que un sistema centralizado coordine a cada ciudadano. Es además derecho de cada cual unirse o no libremente a determinadas estructuras comunes. Además, aunque cueste muertes, es el único antídoto contra el totalitarismo e incluso en democracia, es necesario hacer rendir cuentas de forma implacable al poder.

Estas serán en adelante, las hipótesis/bases de trabajo de este proyecto, estos principios prevalecen salvo que un conjunto abrumador de evidencia científica indique lo contrario.

Y es que el bien de todos parece depender de educacion, conocimiento, empatia y libertad individual, y una libre asociación que permita articular aquello que un poder centralizado jamás debería poder controlar, nosotros.

PD: Es el pueblo Ucraniano, libremente unido en contra del invasor lo que causa que el presidente pueda ser representante de su pueblo, no al reves. El poder debe fluir de abajo hacia arriba, nunca al revés. Pero para eso, claro está, el pueblo no puede ser una turba de catetos.


Quizá te interese leer más sobre MyGram

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>