Sobre el racismo: Jane Elliott

De vez en cuando, aparecen en mi foco de atención, personas como Jane Elliott, su claridad cristalina y su vehemencia (en este caso creo que más que justificada) consigue desmontar la lacra del racismo de golpe. 

Veamos un ejemplo:

Más claro agua, sencillamente nuestra ignorancia aprendida nos lleva a posicionarnos por encima de otros , creernos superiores, por algo tan absurdo como el color de la piel. Como ella misma dice, solo hay una raza: la humana. Punto.

Otro ejemplo de la clarividencia de esta persona:

Tengo la sensación de que a lo largo de los años tendré que ver esto y reflexionar nuevamente, porque mi percepción es que no tengo la seguridad de comprender todo en toda su extensión y eso habiendo pasado por ciertas situaciones extremas.

Lo que sí puedo decir es que complementa lo que se argumentaba al comienzo, el racismo se produce por la incapacidad de comprender que siente y vive alguien que esta siendo abusado simplemente por algo, sobre lo que no tiene control, ni es producto de una elección, y que además no tiene sentido alguno.

Pero esto no aplica, tal y como lo entiendo yo, únicamente al racismo, tratando de ver un cuadro mayor, tiene que ver con el maltrato por el hecho de ser mujer, de ser gay, lesbiana, trans, etc, de tener una discapacidad, pertenecer a un determinado país o colectivo laboral….

Esto nos tiene que llevar, al menos, a evitar negar como se siente una persona maltratada, discriminada y/o excluida, y dejar de negar problemas que no hemos vivido.

Esto de acuerdo en que existe la tendencia de ser vengativo cuando logras (si es posible) zafarte de esa situación de indefensión y vuelves a empoderarte, pero ni punto de comparación – si bien hay que vigilarlo – con lo que pasas cuando eres tú el foco de la discriminación y llegas al punto en que te sientes – lo seas realmente o no – impotente frente a esa situación. Recordemos los casos de violaciones múltiples, sin ir más lejos.

Soy el primero que busca activamente ser consciente de sus propias limitaciones, porque la psique humana es muy cabrona y capaz de convencerte de que ya has superado todo lo que has de superar y resultar que simplemente no ves el lobo frente a tu propia nariz.

Quizá debamos, antes de emitir juicios tratar de comprender lo que supone estar en los zapatos de otro, y evitar las clasificaciones más allá de que todos, desde la primera hasta la última unidad de carbono, somos personas.

E igual, por otro, lado, deberíamos observar algo más el punto liberal que se niega a crear beneficios para grupos concretos, ya que al hacerlo, estamos creando también, o como mínimo acentuando, esas diferencias fuente de discriminación y quizá, solo quizá, estamos fomentando así un problema mayor del que creemos resolver con esas leyes específicas. La solución está en la educación, no en la ley.

Os quiero dejar con este último video, esa pregunta, fue la que me llevó a Jane Elliott, pero creo que llevo ahora más para masticar y reflexionar de lo que preveía inicialmente.

¡Lucha contra el Imperio compartiéndolo en tus redes!

Ayudame a difundir este contenido a todo aquel que pueda sacarle partido, difundelo en redes, cuéntaselo a tus amigos, coméntalo en la cola del supermercado, además de aportar, ¡seguro que conoces a gente interesante y acabas uniéndose al bando rebelde!

Dibujo de un sable laser para ciegos con la estrella de la muerte de fondo

Inglés Catalán

Inglés Catalán

Quizá te interese ...

Dejar una Respuesta

XHTML: Usted puede usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>