Soy “accessible technology strategist & consultant”, no developer (Propósitos para 2021)

Este año 2020 está siendo un punto de inflexión para muchas personas, entre las que me cuento, nada fuera de lo ordinario, tiempos difíciles exigen reflexión personal en pos de lo verdaderamente importante y en busca de un nuevo rumbo.

Etapa Inicial: El descubrimiento del código

Primavera-verano de 1985 (si no calculo mal el año, tenía 8 años aún), por primera vez ante mis ojos un Amstrad CPC 464 con monitor de fósforo verde, en esa pantalla radioactiva una versión en desarrollo de un famoso juego de batalla de tanques (Combat) de Atari 2600, en pleno desarrollo.

El enamoramiento fué instantaneo, me fascinó la magia de ver aquellos pixeles moverse, y descubrir que habia una serie de instrucciones que manejaban todo aquello, dediqué los siguientes 10 años , aún sin ordenador propio, a devorar todo libro que caia en mis manos y escribir mi código en papel.

Primera Etapa: Del código a la plática

Entre los 18 y los 26 años aproximadamente pude dar rienda suelta a mi habilidad escribiendo código puro y duro, algunos lenguajes de bajo nivel Oracle, Unix, VB4-5-6… una época de pura investigación, desarrollo, excesos dentro y fuera “de la cancha”, de noches ideando como resolver cuestiones de toda índole, y una idea subyacente difícil de aceptar: “El código por si solo no cambia el mundo”

La tecnología no es importante, lo importante es el uso que se hace de ella.

Mi yo de la primera Etapa (2002 Aprox).

Segunda Etapa: de la plática al plato

La primera etapa fue agotadora pero al tiempo divertida, sin embargo hubo muchos eventos en torno a vendemotos que luego te dejaban a ti como técnico solo ante el peligro.

Y entonces , en abril de 2003, empezó mi etapa de emprendimiento, esa cadena de fracasos que te orientan hacia el éxito, a más de los conocimientos técnicos, tocó aprender suficiente de todo, incluido como vender sin seguir el vomitivo ejemplo de comerciales sin escrúpulos, que lejos de ser adalides del liberalismo, eran bastardos encurtidos de bajeza y vanagloria.

Así empecé a interesarme por la gestión empresarial, la comunicación, la psicología humana y, en general, todo aquello que me permitiera debatir con personas libres y hacerles ver un camino de baldosas amarillas hacia un mundo de principios similar al propugnado por el gran e irrepetible Roddenberry.

Pero resultó que no basta con crear y mostrar la evidencia, pues el fanatismo humano no se basa en la lógica, y por tanto, no parece probable poder combatir la injusticia mediante la lógica (el gran error de los verdaderos liberales, a mi modo de ver).

No me creas, piensa por ti mismo.

Otras cosa es logra hacer ver a alguien que lo que supuestamente cree, no es una creencia sino una ausencia de análisis crítico.

Tercera Etapa: Del plato a la mesa

Y el mayordomo tomó el candelabro y me quemó los ojos, o algo así, llegó la crisis de 2008, conseguí evitar su mayor impacto, junto con mi socio, al menos inicialmente, pero acto seguido varios eventos en cadena dieron con mis huesos en una empresa, trabajando por cuenta ajena.

Sirva decir que en parte por no saber suficiente sobre planificación estratégica, haber confiado en que las vacas gordas seguirán llegando y la ausencia de suficiente diversificación dieron como resultado que quedara fuera de juego.

Lejos de conformarme, aproveche, usé mis dotes vendiendo mis cualidades para entrar en una agencia de publicidad, imprenta, organizadora de eventos y todo lo que se os ocurra, con un doble objetivo: 1. Obtener una suerte de “capital sin riesgo” para dedicar mis noches a reemprender y 2. Aprender en un entorno de alta presión y excelentes profesionales, todo lo que la esponja que tengo por cerebro pudiera encajar.

Ahí fué donde comenzó la remontada, amplié mi visión y con empujes renovados abracé la maquetación web, fundamentos de diseño, algo de marketing online y una pizca de acción comercial para aprovechar aquel entorno que me atrapaba de dia en una oficina,

Y de nuevo la vida decidió arrearme en los dientes, y sufrí la pérdida de gran parte de mi vista en menos de un año…

Una hace planes, mientras murphy se ríe de nosotros a mandíbula batiente.

Su saña era legendaria.

De la mesa a la penumbra

Partamos de una base, yo tengo una buena medida de responsabilidad en lo que le pasó a mi vista, cuando uno se centra tanto en el futuro como para olvidar el presente, se ve abocado a un parón por motivos de salud.

El golpe fue devastador, ese despertar que me dejó en estado de shock duró un par de horas, dos horas que no me gusta nada de nada recordar, pero ahí están, el punto de inflexión que me llevó a la trayectoria actual.

De repente dejé de poder ejercer como maquetador web, mi profesión habitual en ese momento, dejé de poder montar sites enteros de cero y sin framework en una mañana, y me ví abocado a cambiar definitivamente de rumbo.

Es obvio que dejar de ser cocinero de élite por motivos ajenos a mi voluntad, no impide que me prepare el desayuno cada mañana, sin embargo, la cuestión de la accesibilidad tomó un papel primordial.

Cuando la vida te golpea con una barra de adamantium, ingeniatelas para quitarle la barra al destino y ¡lucha!.

Si hay que caer, siempre luchando.

De la penumbra a la energía oscura

Ningún pozo es suficientemente profundo como par retener a alguien decidido a evolucionar, una vez asumes que, lo único que detendrá tu evolución es la muerte, llega el momento de hacer lo posible con lo que tienes, dándolo todo en el proceso.

De ahí que de 2013 hasta este 2020, haya dedicado mi esfuerzo y energía a adquirir la parte de conocimiento lateral necesario tanto para comenzar con el mundo de la accesibilidad, como para crear modelos de negocio exponenciales y lograr que la inclusión sea omnipresente (y un poco de meditación para acallar mi cerebro y lograr dormir eficazmente).

Esta ha sido mi base hasta la fecha, y estoy a las puertas de ver hasta que punto he sido capaz de avanzar, es hora de abordar la nueva etapa.

Necesitas el mapa para saber hacia donde vas y la mochila para llevar provisiones.

Dora la exploradora, 2020

Accessible technology strategist & consultant

Y cual es el camino que pretendo acometer, es uno de esos secretos de estado que no contaré con exactitud, pero si diré que mi objetivo para este 2021 es iniciar un cambio de calado en el mundo de la Accesibilidad Digital, creo que ha llegado el momento de cambiar el mundo.

First things First, como decía al comienzo de este artículo, ya no soy developer, ni tengo interés en aceptar trabajo por cuenta ajena, me voy a dedicar a crear tejido empresarial, si me quieres en tu organización a largo plazo, proponme ser tu socio, con su debido porcentaje de ventas de la organización y participación en dividendos.

Tengo que decir esto, y enlazarlo en LinkedIn porque, desde que empezó la pandemia sobre todo, recibo sistemáticamente ofertas de desarrollador, que ni puedo ejercer en condiciones (ya que no deseo poner en riesgo la vista que me queda), ni está en mi rango de interés evolutivo. Conste que lo agradezco cuando alguien piensa en mí, pero he de ser más claro en este aspecto para evitar falsas expectativa por parte de los reclutadores.

Esta etapa de mi emprendimiento es algo que vengo gestando los últimos 5 años, he ido extendiendo tentáculos a diversos niveles del mundo de la inclusión para lograr ese metsuke del que siempre os hablo.

Y el primer paso de calado es declarar oficialmente que no, no soy Developer, soy “Accessible technology strategist & consultant” ¿quieres saber donde va esto?, agarra papel, lápiz, y sigue atentamente las pistas ocultas que voy dando a lo largo y ancho de todo mi contenido digital.

Quien sabe si serás la próxima persona a quien haga una propuesta, pero no te quedes en ello, empieza a cambiar el mundo, no porque lo diga yo, sino porque creas que debes hacerlo, y seguro que el camino nos lleva a un punto común.

Me encanta que los planes salgan bien.

John “Hannibal” Smith. Saigón, 2020.

¡Compártelo!

Ayudame a difundir este contenido a todo aquel que pueda sacarle partido, difundelo en redes, cuéntaselo a tus amigos, coméntalo en la cola del supermercado, además de aportar, ¡seguro que conoces a gente interesante y acabas uniéndose al bando rebelde!

Sígueme en Redes

Sobre las traducciones

Las traducciones de la web a catalán e inglés en su mayoría están realizadas mediante traductor automático con revisión manual por mi parte.

Este método me sirve como aprendizaje, además de hacer económicamente sostenible la traducción, pero no está libre de fallos. Si ves algún error por favor, ¡házmelo saber para corregirlo!

Quizá te interese ...

2 Respuestas a “Soy “accessible technology strategist & consultant”, no developer (Propósitos para 2021)”

Dejar una Respuesta

XHTML: Usted puede usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>