Mi interpretacion en 8x8 pixels de lo que entiendo deberia ser el simbolo del feminismo.

Feminismo y Discapacidad: tres fases para lograr una igualdad plena.

En esta ocasión quiero tratar un tema extremadamente delicado, pero imprescindible para sentar la base de lo que es mi filosofía personal a la hora de enfrentar la cuestión de la inclusión.

Vaya por delante que en ningún caso esto es un ataque hacia el movimiento feminista, ni mi vision tiene porque ser la única posible, ni tienes que estar de acuerdo con ella, incluso puedo estar equivocado, estando, por tanto, abierto a criticas y debates siempre constructivos, y solo constructivos. No pretendo decir a nadie lo que tiene que pensar, solo sentar las bases de lo que pienso yo, y poder construir mi filosofía como consultor sobre este pilar (entre otros).

Lo que no voy a admitir bajo ningún concepto, es la típica actitud destructiva de “como eres hombre, no puedes hablar de…”, esto va para todos, no solo puedo, sino que debo, el feminismo busca la igualdad, y, precisamente por ello, no admito que nadie esté por encima de mi (ni por debajo tampoco).

Si tienes problemas con todo esto, te insto encarecidamente a que evalúes desde cero nuevamente tus principios, porque creo que hay alguna lagunilla, del tamaño de un trasatlántico, en tu escala de valores actual y una vez soluciones el problema, te animo que te incorpores a la conversación y aportes tu punto de vista, siempre desde el respeto mas absoluto, obviamente.

Feminismo Binario

Nos encontramos en un momento que se podría considerar, bajo mi punto de vista, histórico. Del mismo modo que un buen día me harté de ser perseguido, agredido y discriminado por ser gordo y querer estudiar (en ese orden), me di media vuelta y empece a devolver los golpes, un amplio consenso de mujeres, a nivel podríamos decir – con reservas – que mundial, se han hartado de ser minusvaloradas, tomadas por coños con patas sin derechos, desplazadas laboral y culturalmente, acosadas. agredidas, usadas, asesinadas… ¿me dejo algo? ah si a mas de todo esto ignoradas, y han decidido plantar batalla.

Solo puedo decir ¡Ole ole y ole! pero también remarcar la necesidad de tener cuidado con el fanatismo fundamentalista que amenaza con llegar cuando decides rebelarte contra tu maltrato porque es fácil pasar de víctima a vengador, en un abrir y cerrar de ojos, sin darte apenas cuenta, aunque tu intención consciente sea buena.

Cuidado con las asunciones en plan “no entiendes porque eres hombre”, esta claro que una parte de la amenaza no la he vivido, y no pretendo ser quien entienda del todo al cien por cien las vivencias del cien por cien de las personas, porque eso es imposible, con independencia de tu sexo, pero no es menos cierto que hablo por experiencia propia. He tardado muchos años en no tratar siempre a todo el mundo como una potencial amenaza hacia mi persona tanto a nivel físico, como psíquico y emocional, en lograr ir por la calle sin que el miedo me paralice y en ser capaz de bajar el escudo de titanio reforzado que me atrapó en mi propia rebeldía, pero esa es otra historia.

Volviendo al tema que nos ocupa, tras esta pequeño desvio aclaratorio, el caso, es que hay una característica principal de este “””primer feminismo”””, que he denominado binario (porque nace para igualar derechos entre hombres y mujeres) que busca eliminar el tan manido “patriarcado” de raiz y de una puta vez, dejando tras de si una sociedad en la que lo importante sea la persona y no su sexo, en la que nadie se crea por encima de nadie, al menos en este sentido de “supremacismo por machismo” (ya que el melon global del supremacismo es más amplio y complejo aún).

He tenido suerte, mi familia en este sentido estaba una generación – o dos – por delante de los hechos históticos, desde un principio se me ha enseñado a ser autosuficiente, a no tolerar que “me sirvan” y a escuchar y considerar opiniones con independencia del sexo del emisor, no ha sido una educacion perfecta respecto a los estandares actuales, pero puedo estar agradecido.

Lo anterior, – como anécdota a dia de hoy divertida, antaño “al borde de la ley” – ha supuesto riesgo para mi integridad cuando en la España profunda de mi más tierna infancia pre-adolescente desafiaba al patriarca de turno recogiendo la mesa y fregando tras la comida, con la mirada cómplice y ojiplática de la dueña de la casa y el desdén rabioso y asesino del machista de turno xD, si no has vivido la epoca podrías tener dificultad para percibir en toda su amplitud lo fuera del tiesto para la época (en España al menos) que era esa actitud. Si es tu caso, te animo a que preguntes a tus mayores en busca de un mayor contexto historico… aun así soy consciente de que – como todo ser humano – me queda casi todo por aprender, y muchos dejes heredados que he de transformar en nuevos usos y costumbres.

En todo caso, percibo al movimiento en si como una miríada de situaciones, perspectivas e información hasta ahora en su gran mayoría silenciada, pero confío que con paciencia, lectura, empatía y reflexión, pueda llegar a un punto mayor de comprensión. En todo caso, entiendo que en algún punto del futuro, o eso espero, esta guerra debería estar ganada y la sociedad reorganizada en consecuencia (caso aparte es si viviré para verlo), sin embargo, ese punto, aunque deseable, solo es el principio del camino (¡hala lo que ha dicho!).

Feminismo Neutro

Año 2055, si hemos logrado sobrevivir al cambio climático y por fin hemoa asumido la igualdad entre hombres y mujeres, resultara que se abre un camino nuevo ante nosotros, aunque el feminismo comenzó en su fase binaria por un motivo concreto y justificado, si buscamos la igualdad, ahora toca ampliar el espectro.

Cierto es que el movimiento LGTBI (and the buididipi, que a este ritmo vamos a acabar incluyendo todo el abecedario, no digo que no sea necesario pero visto con humor deberíamos darle alguna vueltecilla), lleva años luchando por una visibilización y aceptación dentro de la normalidad más absoluta, de todo tipo de orientaciones e identidades sexuales, con independencia de cual sea la configuracion entre género, sexualidad, deseo e identidad (¿me dejo algo?).

El caso es que lo denomino “Feminismo” Neutro para dar protagonismo a la idea de que este objetivo será mucho mas sencillo de alcanzar una vez quede ganada la guerra del Feminismo Binario, es complejo que una sociedad que ni siquiera admite que los miembros que entran dentro del canon hetero “históricamente standard” (me cuesta encontrar una forma de hablar de el no despectiva que esto no va de demonizar a nadie) sean iguales, asuma con normalidad que otras combinaciones de género, orientación, identidad y deseo también sean absolutamente standard sin prejuicios, sin ni siquiera darle importancia… es duro, triste, pero creo que cierto a dia de hoy.

Comprendiendo la absoluta necesidad actual de identificar perfiles, y nombrar de forma concreta las diferentes opciones sexuales, de forma que se conozca su existencia, se pueda visibilizar y por tanto erradicar ese miedo – y odio – a lo diferente. A día de hoy no se puede no visibilizar.

No obstante, a largo plazo entiendo que la solución pasa por eliminar la concepción de sexo e incluso género de la sociedad, así, de raíz, no hablamos de hombre o mujer, hablamos de personas, no hablamos de heteros, gays, trans*, asexuales, etc , etc (póngase aquí toda combinatoria posible dentro del continuo del “yo follo y amo a quien me da la gana, no a quien a ti te parezca bien”) hablamos simplemente de amor y sexo. Punto.

Yendo un paso más allá, para ello el termómetro es el deporte, no comparto esa visión que separa las categorías deportivas por sexo – aunque en esta fase de feminismo binario no veo otro modo de visibilizar el deporte practicado por el género femenino – , lo comprenderia por capacidades, al más puro estilo del boxeo, incluyendo a más del peso una característica en plan “tolerancia a impactos traumáticos”, tendríamos categorías por peso e impacto, con independencia de todo lo demás, que al fin y al cabo no deberia importar.

Si no logramos eliminar las etiquetas que generan las diferencias, y de raíz, no lograremos nada, siempre habrá “bandos” donde debería haber “personas compitiendo”. Un deporte mixto, si se llega a ese punto sin que trogloditas cavernícolas de toda clase y condición se dediquen a soltar sandeces, sería un buen indicador de cierto avance.

Es esta creencia la que me lleva en mi vida personal a ser voluntariamente ambiguo con mi orientacion sexual, más allá de las personas con las que pueda intimar realmente, me mantengo en un punto en el que se debe elegir si se me trata como persona o no, pero sin conocer realmente mi orientación real, la cual no debería importar absolutamente para nada. Si por desconocer asumes algo y ese algo te hace rechazarme, mira, un ser humano gilipollas menos que aguantar en mi vida.

Puede que mi postura sea polémica, pero mientras etiquetemos personas, creo que vamos por el camino incorrecto. Aun así, y una vez que en el futuro se gane la guerra del “Feminismo Neutro” (o el nombre con que quizá se conozca finalmente que no tiene porque ser este), entiendo que ha de existir un dia a partir del cual las personas sean personas, idénticos derechos, deberes, y cero discriminación por sexo, orientación y género.

Y aun con todo, aún no habremos llegado a destino. Aun nos queda una etapa vital.

Feminismo Pleno

Año 2063, los Vulcanos visitan la tierra por primera vez, el ser humano al fin se da cuenta de que la raza es una la humana, la nacionalidad es una; ser humano, y deja a un lado la xenofobia.

Y aún así queda un frente en que batallar, el de la plena inclusión real.

De ciegos, perros guía y taxistas que incumplen la ley.

Hace muy pocas fechas, el compañero Juanjo (@kastwey en twitter) nos hacía partícipes (una vez más, pues no es el único caso ni al único que le pasa), de un nuevo caso de discriminación flagrante por parte de un taxista que viendo que llevaba perro guía, y aun teniendo la obligación ineludible de llevarlo en el taxi, se negaba a llevarlo y se iba por patas.

A mas de esto, pudo entrar en directo en un programa magazine de la mañana y contar su problemática , que es la de muchos más usuarios de perro guia, ¿Cual fue la respuesta de las personas en twitter?¿Denunciar el problema? ¡no! atacar al mensajero, que si no era ciego porque usaba twitter, que mentía, que solo queria joder al sector del taxi… a la panda de energúmenos solo le falto uno que dijera que la culpa la tenía… ¡el por ir con minifalda!

Un pequeño disclaimer sobre la entrevista televisiva, una de las periodistas confunde en un error garrafal, el todo (el colectivo de personas con problemas de visión), con la parte (La “ONCE”, como si fueran el 100% de las personas con ceguera y baja visión, es grande,y mueve mucho dinero pero no nos representa a todos).

Mas allá el paralelismo con el feminismo binario (“exagera!”, “la culpa es suya quien le manda ser ciego y llevar una vida normal”, “si es que va provocando”, “si se quedara en su residencia todo iría mejor”)… se me ocurren barbaridades que pasaran por la cabeza de los trogloditas de turno, pero el problema no es ese.

El problema es mucho más profundo, no se considera a las personas con discapacidada como iguales con necesidad especiales, sino que se nos considera menos validos que los demás, incapaces de valernos por nosotros mismos. Y eso , lejos de ayudar, nos pone en una situación de desprotección absoluta.

Las personas con discapacidad también follamos

Y sentimos, pensamos, tenemos aspiraciones, deseos y sueños como cualquier otro ser humano, solo tenemos que convivir con algún tipo de barrera o limitación que nos impide hacer ciertas cosas del modo en que las hacen otros, pero usando las herramientas adecuadas, hay pocas cosas a las que no podamos llegar igualmente.

Pero el problema no es de maldad, es de desconocimiento y de educación, como comentaba en la parte dedicada al Feminismo Neutro, como pretender igualar la percepción de las personas sobre nosotros cuando aún no somos capaces de considerar a gente con el mismo número de brazos, piernas, sentidos o gónadas iguales? ¡como para pensar que un ser humano es igual a nosotros aunque no vea!.

Lo dicho, hay un gran número de elementos que la sociedad debe asumir para poder llegar al momento de madurez requerido para una inclusión plena, a mas de ignorar género, orientación , identidad etc, se ha de llegar al punto en que las personas solo se evalúen en función de eso, ser personas, si acaso seleccionadas para un puesto de trabajo en base a su aportación , no en base a si tiene o no la capacidad de andar (por poner un ejemplo sencillo) ¿Acaso alguien en una silla de ruedas no puede ser repostero?¿o director de hotel?¿quien ha dicho que no pueda serlo?.

La paradoja de las pancartas feministas no inclusivas.

Quiero ilustrar con esta anécdota, un caso que muestra como, por puro desconocimiento y no por maldad, la sociedad en su conjunto discrimina de forma extensiva a las personas con discapacidad.

El pasado 8 de Marzo, asistimos nuevamente a hechos históricos pero también histriónicos, ya que varias de las pancartas de las manifestaciones estaban escritas con letra oscura y no muy grande, sobre fondo de color violeta intenso ¿el problema? que las personas con baja visión fuimos incapaces de poder leerlas, ni el tamaño ni el contraste lo permitían.

¿Acaso nos tienen mania quienes fabricaron esas pancartas?¿Supone esto que el feminismo es malo? NO, ni mucho menos, solo deja de manifiesto que estamos tan absortos todavía en la fase de feminismo binario, que somos aún incapaces, como sociedad de pensar de forma realmente inclusiva, crear las pancartas en alto contraste para que sean legibles para el mayor número de personas posible aun esta fuera de nuestro pensamientos de base… de ahi que sea tan dificil nuestro trabajo como consultores, falta mucha – casi toda – conciencia sobre la cuestión de la inclusión.

Conclusiones

No pretendo demonizar aqui ni a los más reaccionarios, aunque no voy a esconder la realidad, hay demasiados machistas, demasiados homófobos y muy poca conciencia social en torno al muno de la discapacidad, y me temo que hasa que no se solucionen las dos primeras fase del feminismo, las personas con discapacidad vamos a tener un duro camino por delante repleto de retos.

Eso no quiere decir que nos rindamos, pero si me hace plantearme, como consultor, como enfocar tanto la vía de la concienciación, como la morfología de las soluciones.

El camino que decido emprender es para mi bastante claro, el de considerar a todo ser humano igual al de al lado y por tanto, cualquier contenido, producto o servicio que no sea 100% inclusivo, estará “mal” hecho, o al menos será “incompleto”.

Aun con todo no puedo olvidar el contexto , no puedo pretender aun que todo el contenido, todos los productos y todos los servicios se hagan tomando en consideración la plena inclusiòn, por lo que mi estrategia precisa establecer procesos que a mas de informar, formen a las personas implicadas en el camino hacia la inclusión plena.

Es un camino complejo, pero conocer mejor el entorno, nos ayudará a comprender porque hay estrategias que funcionan mejor que otras y a evitar que la frustración que provoca el desconocimiento ajeno, haga que juzguemos demasiado duramente a quien es participe de esa ignorancia. Nos toca pues, ser mas padres y menos pepito grillo, más comprensivos y menos opresivos.

Espero ver el dia en que no haya que explicar a una editorial porque ha de editar sus libros en digital de forma accesible. Pero los sueños, sueños son.

¡Lucha contra el Imperio compartiéndolo en tus redes!

Ayudame a difundir este contenido a todo aquel que pueda sacarle partido, difundelo en redes, cuéntaselo a tus amigos, coméntalo en la cola del supermercado, además de aportar, ¡seguro que conoces a gente interesante y acabas uniéndose al bando rebelde!

Dibujo de un sable laser para ciegos con la estrella de la muerte de fondo

¿Quieres ayudar a mantener viva la esperanza?

Pârticipa de esta comunidad y ayúdame a sufragar los costes que supone mantener vivo este proyecto, de este modo podré seguir trabajando en la línea en que lo estoy haciendo.

Puedes donar la cantidad que quieras a través de mi página en Paypal.me, si te resulta más cómodo.

¿Quieres aportar algo o indicarme algún aspecto que te gustaría que abordara? reflejalo en los comentarios del formulario de paypal.

Recuerda ¡Si me lo indicas en los comentarios de paypal te nombraré en el siguiente capítulo de Metsuke Podcast como mecenas!