fuego de barbacoa consumiendo troncos de madera

Fuego (2004)

Me sorprendo a mí mismo cayendo en la cuenta del profundo cambio de mentalidad en estos últimos 15 años, y la alegoría que supone.

Este es un fuego de barbacoa consumiendo troncos de madera, y es que en 2004 mi percepción era que el fuego (la vida) consumía al tronco (yo) y que el tronco poco podía hacer (más que ser estoico) al respecto.

Hoy día he dado la vuelta a esta idea y pienso que el fuego depende íntegramente de la voluntad del tronco y que es este (nosotros) quien decide la velocidad a la que consume su materia , la intensidad de la llama y si está daña o da calor.

La diferencia la marca una palabra: PROPÓSITO.

Supongo que se requiere de cierta madurez vital para comprenderlo en toda su extensión pero me gustaría poder hacérselo comprender a mi yo de hace 30 años, mi viaje hubiera sido más eficiente.

¡Lucha contra el Imperio compartiéndolo en tus redes!

Ayudame a difundir este contenido a todo aquel que pueda sacarle partido, difundelo en redes, cuéntaselo a tus amigos, coméntalo en la cola del supermercado, además de aportar, ¡seguro que conoces a gente interesante y acabas uniéndose al bando rebelde!

Dibujo de un sable laser para ciegos con la estrella de la muerte de fondo