Detalles Curiosos (2004)

Este tronco de la sierra jienense repleto de ¿líquenes? nos hace reflexionar sobre algo que el liberalismo ha olvidado: caminamos a hombros de gigantes, ningún liquen destacaría sin el tronco que lo sostiene, las raíces y hojas que lo alimentan, o la luz que proyecta su tono anaranjado, y haríamos bien en recordarlo cuando tratemos de convertir el individualismo en religión.

¡Lucha contra el Imperio compartiéndolo en tus redes!

Ayudame a difundir este contenido a todo aquel que pueda sacarle partido, difundelo en redes, cuéntaselo a tus amigos, coméntalo en la cola del supermercado, además de aportar, ¡seguro que conoces a gente interesante y acabas uniéndose al bando rebelde!

Dibujo de un sable laser para ciegos con la estrella de la muerte de fondo