Vive rápido, revienta joven

Es una frase muy manida, pero no por ello menos cierta: “Hay que buscar el tiempo para oler las flores”, que flores, es harina de otro costal.

El que os habla, ha cometido el error del que voy a hablaros durante casi toda su vida, asi que hablo por experiencia propia. Me gustaría plantearles que vean, antes de proseguir, el capítulo “El Tormento de Tántalo” de la serie Stargate SG1 y/o leer el mito del propio Tántalo (no, no es preciso que busquen al susodicho y lean el relato en su cuerpo….) ¿Ya lo vieron? entonces continuemos.

La moraleja a extraer de esta historia es sencilla, aunque por algún motivo, nos pasa desapercibida hasta que es demasiado tarde, tanto en la vida general como en el emprendimiento, incluso en el activismo: La culpa no era tuya, ni tienes que cargar con todos los pecados del mundo ni solventar tu solo una cuestión que atañe a la sociedad completa en dos semanas.

¿Y esto que tiene que ver con Sonic the Hedgedog?

Es una analogía muy friki, pero qué le vamos a hacer me encanta el videojuego clásico y la saga Sonic :P, el caso es que como en este juego, al menos en la parte que conozco mejor, los juegos de Megadrive/Genesis, uno puede correr y correr, y posiblemente pasarse el juego, pero será una victoria parcial pues para ir verdaderamente “deprisa” hay que tomárselo con calma para entrenar y dominarlo, localizar sus secretos y sobre todo, degustarlo. Puedes correr y correr, y será, sin duda, una experiencia intensa, pero para exprimirlo hay que tomarse tiempo para disfrutar los detalles.

Trasladado al mundo más inmediato, uno puede tener ambición y lanzarse de cabeza a por ello, sin miedo, pero sin ser temerario, como todos los consultores y mentores en el mundo del emprendimiento te recomendarán desde el minuto uno, pero lo cierto es que, en el 99% de las ocasiones, eso solo servirá para quemar en pocos años todo tu empuje y quedar exhausto y desencantado porque el mundo (o tu emprendimiento) no llegan a aportar aquello que buscabas.

Y es que como Tántalo, nos habremos lanzado a por algo, si, pero pensando que ese algo es el final del camino, nuestro fin y como este la mayor parte de las veces es inalcanzable, y aún si llegamos a alcanzar ese punto que hipotéticamente nos va a aportar la felicidad, el éxito empresarial, la paz en el mundo o el fin del machismo, solo nos satisfará durante cinco minutos, pues hemos empleado nuestros esfuerzos en pos quizá del objetivo correcto, pero con el enfoque equivocado.

¿Quiere decir esto que no debemos luchar por cambiar las cosas?

En absoluto, hemos de perseguir estas cosas si es lo que deseamos, sin duda, pero hemos de tener claro desde un comienzo que cualquiera de nuestras ambiciones y sueños deben ser enfocadas asumiendo que son una carrera de fondo y que es posible que nosotros no lleguemos a ver la linea de meta, entre otras cosas, porque la mayoria de las veces la meta sencillamente no existe.

Dicho de un modo menos místico, cualquiera que sea tu meta, a por ella, sin ambages, sin perder tiempo, sin desfallecer, pero mantén en la mente que lo importante es el camino, no el destino, puede que alcances el objetivo exacto que te propones, o puede que no, pero lo que define tu bienestar respecto a tu recorrido no es el punto en que te encuentras sino el camino recorrido y por recorrer. Lo andado te proporciona sentido, lo que te queda por andar, propósito. Entre ambos, en el presente, esta una palabra preciosa, injustamente denostada en nuestros días: sosiego.

Sosiego: La vida es una carrera de fondo a relevos.

Si, sosiego, no he equivocado el termino queriendo usar otro, y es que se puede vivir una vida tremendamente plena, ayudando a otros y a nosotros mismos, evolucionando, amando, sintiendo, aprendiendo, y todo lo que se nos ocurra, pero si no lo hacemos siendo activos desde el sosiego no estaremos viviendo la vida, sino engullendo horas y cuando paremos de correr como pollo sin polea … estoooo cabeza, la realidad nos alcanzará y el golpe será demoledor, pues nos darnos cuenta del tiempo que hemos desperdiciando, como Tántalo, tratando de satisfacer las necesidades incorrectas.

Un ejemplo, hace pocas fechas hablaba de feminismo y discapacidad, del camino que creo debe ser recorrido por el ser humano para llegar a un mundo de plena inclusión. El camino que planteo, no solo proviene ya de una evolución de varias generaciones que me precedieron, sino que muestra un posible – y bajo mi punto de vista deseable – futuro, a generaciones posteriores. Tengo claro el camino, pero también tengo claro que lo más probable es que no vea el final y que incluso el camino que confluya en el punto del futuro que atisbo a describir ni siquiera se parezca a mi propuesta.

¿Quiere decir esto que debo tirar la toalla porque no veré el final?, NO, ni mucho menos, significa sencillamente que hemos de enfocar nuestras acciones con la mentalidad puesta en el camino, y a más en que ese camino sea sostenible de modo que podamos luchar por ayudar a que el mundo evolucione en la dirección que creemos correcta, o en lograr cualquier sueño, unos los alcanzaremos en vida y otros puede que los alcancen – con nuestra ayuda – futuras generaciones.

Conclusiones: Lo importante es la evolución, la revolución solo es un punto de inflexión de esta.

Si tomamos como idea el que a plena inclusión de que os hablaba anteriormente (pero es aplicable al emprendimiento, a relaciones personales, incluso a nuestro plan de estudios personal), no hacernos conscientes de que las revoluciones que pudieran suceder son parte del camino y no el resultado de este, nos ayudará a no desfallecer porque veamos que llevamos luchando años por algo y el mundo no avanza al ritmo que creemos debería.

La frustración que genera que el mundo no avance a la velocidad o incluso en la dirección que creemos correcta, no solo es desmoralizante, sino que trae consigo un peligro muy real: el de hacernos fanáticos fundamentalistas si perdemos la visión de conjunto. De aquí surgen los Defensores de Linux radicales, los Veganos y Animalistas que se vuelven intolerantes y Religiosos o Ateos Inquisidores, entre otros. Como “el otro” no hace lo que creemos debe, a la velocidad que según nosotros debe y por el motivo que nosotros creemos único válido, concluimos erróneamente que “debemos obligar a cualquier precio”, y ahí comienza el derramamiento de sangre.

Concluyendo, empujar fuerte con sentido y no sencillamente correr en una dirección, no solo es la diferencia entre un éxito duradero en nuestros objetivos (y por tanto felicidad), sino el bálsamo necesario para evitar que nos convirtamos en verdaderos terroristas cuando el desánimo nos lleve a una frustración que no sabemos manejar. Aprendamos pues a aportar nuestro granito de arena en la carrera de relevos de la vida, pues no hay nada más absurdo que imponer los derechos humanos a punta de pistola.

¡Compártelo!

Ayudame a difundir este contenido a todo aquel que pueda sacarle partido, difundelo en redes, cuéntaselo a tus amigos, coméntalo en la cola del supermercado, además de aportar, ¡seguro que conoces a gente interesante y acabas uniéndose al bando rebelde!

Sígueme en Redes

Acelera mi progreso de la materia que te interesa.

El calendario y ritmo de publicaciones actualmente responde a mis necesidades de estudio y desarrollo de proyectos personales, si quieres invertir en que acelere alguna materia concreta, te ofrezco una posibilidad:

Puedes donar en mi paypal (paypal at metsuke.com), indicando la materia, por cada 25 euros donados, priorizaré un capítulo de la materia que me indiques que ya tenga escrito para que salga el proximo dia viable y disponible de lunes a viernes (en orden de llegada y a un post diario).

En caso de que el capítulo aún no exista, centraré mi atención en escribirlos y publicarlos con prioridad, pero no puedo prometer inmediatez.

De nuevo priorizaré las donaciones por orden de llegada pero cuando coincidan varias, iré rotando cada dia una para evitar la monopolización de mi foco de tareas.

Me reservo el fin de semana para priorizar lo que considere pertinente en el caso de que haya cola de entrega. Si te gusta el proyecto, ¡es un buen modo de apoyarme!

¿Te interesan mis servicios como consultor?

En ese caso, pudedes contactarme en mi correo r.carrillo@metsuke.com y cuéntame que necesitas, si lo que leo me gusta, te pongo en contacto con el comercial de mi empresa de consultoría.

Si quieres que sea yo expresamente quien te atienda, puedes indicármelo y llegamos a un acuerdo.

Advierto que esta última posibilidad te saldrá bastante más cara que hablar con mi equipo, pero si es lo que deseas, a tu disposición.

Un Abrazo.

Sobre las traducciones

Por el momento me he visto obligado a detener la traducción del contenido, apenas doy abasto a escribirlo (que es mi objetivo, ya que son mis apuntes de estudio), por lo que no parece tener sentido mantener activas unas traducciones que no doy abasto a crear.

En caso de que más adelante el flujo de caja me lo permita, es mi intención contratar servicios de traducción y editores que realicen la tarea, pero por ahora lo dejo desactivado.

Quizá te interese leer más sobre Productividad Inclusiva

Dejar una Respuesta

XHTML: Usted puede usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>